Buscar
18:53h. Martes, 19 de Septiembre de 2017
FORGES
FORGES

Como en un juego de vasos comunicantes, un sudoku líquido, el panorama político en estos tiempos convulsos cambia por días y casi por horas. Cataluña ha investido President, finalmente, y todas las miradas se dirigen ahora a la investidura pendiente en España. Rajoy reivindica el apoyo socialista de nuevo y Pedro Sánchez defiende su derecho, deber diríamos algunos, a buscar un gobierno de izquierdas. En Galicia Podemos se reivindica y este fin de semana ha advertido a sus socios de En Marea de que es consciente de su poder. De que, al margen de fenómenos locales, como en el caso de A Coruña, el votante medio ha buscado la papeleta de Podemos en estas generales y de ahí la fuerza de En Marea. Los de Pablo Iglesias marcan territorio en medio de la negociación sobre el candidato a la Xunta de Galicia y la fuerza de cada socio. Una realidad subyace evidente en medio de todo. La mayoría del país ha votado en generales que no gobierne el PP y eso es una realidad evidente. Una realidad que se puede repetir, o al menos esa es la tendencia, a nivel gallego.  

La declaración del responsable de Podemos en Galicia, cierre del Consello ciudadano de la formación, remitida a los medios de comunicación.