Buscar
08:03h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

MESA DA RÍA

Medio Ambiente vuelve a retrasar el dragado de la Ría do Burgo

Ha decidido ampliar el plazo de presentación de alegaciones hasta julio. A Mesa da Ría considera que el anuncio del dragado en Diciembre fue por intereses electorales y califica la actitud del Gobierno de "tomadura de pelo".

El Ministerio de Medio Ambiente vuelve a retrasar el dragado de la Ría de O Burgo tras anuciarlo a bombo y platillo en la campaña de las elecciones generales. Ha solicitado que se amplíe el plazo de presentación de alegaciones hasta julio. Ese plazo,según lo previsto inicialmente, finalizaba la próxima semana. Para A Mesa da Ría, reunida esta mañana, la nueva demora demuestra que al gobierno central y a la Xunta solo le mueven intereses electorales.

Manuel Baldomir, uno de los portavoces da Mesa

Con esta ampliación, el dragado de la Ría do Burgo no comenzará hasta 2018.

La petición de prórroga del plazo fue realizada por el Ministerio en septiembre aunque el Jefe de la Demarcación de Costas no lo comunicó a la Mesa en la reunión de noviembre, a la que sí asistió.

Manuel Baldomir

La Cofradía había solicitado una ampliación del plazo unos quince días pero entiende que los nueve meses aprobados, sin posibilidad de recurso, por la Administración es una "auténtica tomadura de pelo". Los miembros de A Mesa da ría siguen poniendo en duda que haya presupuesto suficiente para acometer el proyecto en plazo. Advierten de que es inviable que se pueda mariscar mientras trabajan las máquinas.  

El coste de la obra se sitúa en los 46,3 millones de euros pero solamente se ha presupuestado 1 millón para el próximo ejercicio. Para los próximos cuatro años hay una previsión de siete millones de euros, quedan por tanto casi 40 millones en el aire. De los 46 millones que suponen el coste de la obra, 31 se destinarían a pagar los trabajos y, el resto, a sufragar tasas e impuestos.