Buscar
19:04h. Martes, 19 de Septiembre de 2017

CASTIGO

La lucha de Lucas Pérez continúa

El coruñés ha sido apartado por su técnico en el PAOK de cara al partido de Europa League frente al Lokomotiva de Zagreb. Prosigue el pulso entre Lucas y el club griego para conseguir su libertad

La tensión preside las relaciones entre Lucas Pérez y su técnico Igor Tudor. El patente malestar del coruñés a causa de la negativa del PAOK a facilitar su salida tiene enfrente a un técnico con ganas de mostrar su mano de hierro. El último capítulo del tira y afloja ha llegado esta tarde, cuando Tudor ha enviado de vuelta para Salónica a Lucas Pérez y al argentino Pereyra. Ninguno de ellos disputará el partido de Europa League que enfrenta al PAOK con el Lokomotiva de Zagreb. Mientras sus compañeros abandonaban la concentración de Holanda rumbo a la capital croata, Lucas Pérez y Pereyra retornaban a la ciudad deportiva del club heleno para entrenarse en solitario.

Este es un nuevo capítulo de la lucha de Lucas Pérez por conseguir su libertad. El coruñés ya comunicó al club su deseo de abandonar la disciplina del PAOK para jugar en el Deportivo, instando a los helenos a aceptar la propuesta de 1,5 millones que mantienen sobre la mesa. El técnico de los de Salónica ya mantuvo una agria discusión con Lucas en un entrenamiento, descontento por la actitud del coruñés, al que amenazó con una fuerte multa si persistía en una conducta censurable en opinión del míster. El club por ahora no ha movido ficha, aduciendo problemas para poder conseguir sustitutos de garantías para suplir al atacante. Según fuentes del club griego la inestabilidad que vive el país les está causando problemas para conseguir fichar futbolistas.