Buscar
18:58h. Martes, 19 de Septiembre de 2017

CRÓNICA

El Dépor evita el drama en Copa (1-1)

Los coruñeses empataron un partido que se le había puesto cuesta arriba. Un cabezazo de Lopo dejó la eliminatoria por decidir para el partido del martes que viene en Riazor. 

El Deportivo evitó el desastre en Miranda con una igualada que deja la eliminatoria abierta para el partido de Riazor. Tras ir por detrás del marcador buena parte del partido, el equipo de Víctor logró empatar tras un saque de esquina y obtener una ligera ventaja para la vuelta. Por momentos, el Depor rozó el drama ante un equipo que le puso las cosas muy difíciles.

Salió el Dépor con dos delanteros. Jonathan Rodríguez y Oriol Riera se propusieron acabar con su sequía goleadora. Sin embargo, ninguno de los dos pudo acabar con su mala racha de cara a puerta. El Mirandés, a base de balones al área, metió atrás al conjunto de Primera. Los de Terrazas plantearon un partido muy espeso al rival. Eso impidió ver al habitual Deportivo.

Así llegó el gol del rival. Tras un remate lateral y una jugada a balón parado, un cabezazo del central del Mirandés supuso el tanto local. Alex Ortiz le ganó la posición a Alberto Lopo para marcar a bocajarro y tras un rebote.

El equipo local hizo buen uso de los espacios del campo y eso ahogó aún más al Deportivo, que desde el gol empezó a sufrir y a rozar el drama. Por momentos, el segundo gol del Mirandés merodeó el área de Manu.

Sin embargo, con el equipo ya volcado en la portería local, la segunda parte fue más esperanzadora para los de Víctor. Con tres centrocampistas, el balón comenzó a moverse y el Dépor pudo empatar. En un córner, Cardoso puso el balón en el interior del área para que Lopo cabecease al fondo de la red. 

El resultado, al final, es bueno. El Dépor evita la presión por ganar en Riazor el próximo martes. Y el Mirandés es ahora el obligado a a asumir riesgos. El conjunto herculino recupera, por lo tanto, el cartel de favorito para estar en cuartos.